CASA SISALLETE | Cadrete, (Zaragoza) | 2016

El proyecto surge sin saberlo mucho antes de que la propiedad se pusiera en contacto con nosotros para desarrollarlo, puesto que la elección del solar iba a definir en gran medida su vivienda futura.
Se trata de un amplio solar rectangular y sin desnivel, cerca de la ribera del río Huerva, donde será el soleamiento, las vistas y la privacidad, y la protección al viento lo que definirá la ubicación del volumen.
La parcela se encuentra en una urbanización a las afueras de Zaragoza, en el término municipal de Cadrete, aunque la trama que la define es ordenada y lógica choca con la infinita variedad de tipologías edificatorias siendo el resultado de lo más variopinto.














Cabe destacar los imponentes pinos que se alzaban flanqueando el futuro acceso. Lamentablemente en fase de obra debido al mal estado de sus raíces y el peligro que suponían se decidió eliminarlos para sustituirse posteriormente por dos olivos centenarios que en cuestión de pocos años sean capaces de remplazar el hueco dejado por los pinos.
Tal y como podemos ver en los esquemas de concepto, la propuesta es el resultado de un profundo análisis de la parcela y de las diferentes alternativas. Finalmente convenimos con la propiedad que un sencillo prisma alargado, en dirección sur-norte era la mejor opción puesto que aunaba una fantástica orientación sureste, la protección completa al cierzo que sin embargo a su vez facilitaba la ventilación cruzada, las vistas hacia las montañas que definen el valle del Huerva y privacidad.



A pesar de no ser un factor tan determinante para definir la posición como los anteriores, la asociación de los imponentes pinos y el volumen propuesto generan un recorrido, un espacio que atravesar, donde el resto de la parcela queda oculta hasta que se accede al interior donde a través de la zona de día contemplamos por primera vez el amplio espacio exterior.




La planta se divide en función de sus tres usos principales; un primer elemento que hace de colchón con la calle y que alberga el garaje, un aseo y la zona de lavado + tendedor. Un elemento final, el más aislado, donde se ubican los dormitorios y un amplio baño principal que hace de colchón con la pieza central que quedará definida como un vacío entre ambos elementos. Esta última se organiza alrededor de un mueble central suspendido, que divide el salón y la cocina-comedor, ambos en relación directa con el jardín a través del porche. Desde este espacio se accede al altillo a través de una cuidada escalera conformada por una fina llanta metálica a modo de barandilla sobre la que descansan los peldaños, sin contrahuella, que no limitan la visual al acceder a la vivienda.












































































A través de la vivienda se accede al jardín, un amplio espacio donde una estudiada vegetación logrará, con el tiempo, difuminar los limites tan estrictos de la parcela, generando bolsas de árboles capaces de desdibujarlos.  Los arboles se ubican en una zona de arena de Jaulín que permite el paso de una pequeña máquina elevadora de mantenimiento, en la proximidad de la vivienda y la piscina el césped actúa como una agradable alfombra y como transición se proyecta un sencillo recorrido mediante piezas prefabricadas que se alternan con parterres de lavandas, romeros, rosales, etc.


Tal y como sucedió durante el desarrollo, y una vez aclarados los conceptos de base, el proyecto madura y evoluciona. Se propone una serie de cubiertas inclinadas donde cada módulo funcional sea fácilmente legible, elevando sustancialmente la cumbrera del elemento central para permitir la aparición de un altillo abierto que da una gran riqueza espacial al espacio interior. Constructivamente se aúnan los espacios destinados a vivienda con una cubierta de madera de abeto vista desde el interior, dejando el módulo del garaje con una losa de hormigón in situ también vista más apropiada para el ambiente que ocupa y más funcional de cara a colocar pequeñas poleas en la zona destinada a 'taller'.


La naturalización de los límites de la parcela se traslada de forma abstracta a la fachada principal, cuya forma vibrante se relaciona de forma más amable con el entorno que la rodea. A su vez estos movimientos son la solución a dos problemas de diseño de la planta rectangular, generar un espacio exterior cubierto y ampliar la relación del dormitorio principal con el baño. En la fachada oeste, mucho más cerrada y plana, el muro que cierra el salón gira para definir y marcar el acceso a la vivienda.

El proyecto incorpora desde la base criterios de ecodiseño con sencillos sistemas pasivos, como una estudiada orientación y distribución de huecos, la ventilación natural como premisa, un excelente aislamiento térmico y un sistema de   calefacción-refrigeración eficiente de baja temperatura (suelo radiante alimentado por aerotermia).

Constructivamente se ha optado por dar respuesta a un volumen aparentemente complejo con sencillez; el edificio descansa sobre una imponente losa sobre la que arranca un muro de carga perimetral de termoarcilla (29cm), sobre la que descansará una losa de H.A en el caso del garaje y de madera laminada de abeto en el resto. Una vez realizada la estructura se ejecuta un caparazón térmico empezando por el suelo con un aislamiento de XPS (10cm), en fachada el sistema SATE (15cm XPS) y un panel 'sándwich' in situ en cubierta; chapa grecada + 10cm LM + 10cm XPS + friso de abeto. Para las carpinterías se ha optado por PVC de alta calidad con vidrios triples bajo emisivos y con control solar.



El resultado es un atractivo volumen que cambia desde cada punto de vista y con cada hora del día, sin embargo, este proyecto y toda su evolución han sido posibles solo gracias al buen entendimiento entre arquitecto y propiedad, la capacidad de esta última para integrarse completamente en el desarrollo del proyecto cuestionando cada decisión de una manera constructiva ha posibilitado llegar con el proyecto mucho más lejos.









TANGRAM ARQUITECTURA + DISEÑO

Arquitecto: David Martínez García
Colaboradores: Santiago Elía García y Javier Muñoz Escolano
Estructura: José Miguel Escosa
Arquitecto Técnico: Carlos Sevillano Del Cura
Obra: Metro7 - Edificación singular y construcción sostenible, S.L., Construcciones LOSELI, S.L.L., Pirenaica estructuras de madera S.L., Casas Carpintería y Decoración, S.L.
Colaboración interiorismo: Estudio Deluxe
Fotografía: Iñaki Bergera
Promotor: Privado.